Servicio de autocobro en línea de cajas

La definición de servicio al cliente ha evolucionado con el tiempo. Históricamente, un gran servicio significaba una experiencia personalizada y amigable.

Una estrategia para proporcionar una experiencia eficiente a sus clientes es la suma de servicio de autocobro ( Self Service) en la línea de cajas.

Una ventaja financiera importante para una pequeña empresa es que no necesita tantos cajeros cuando ofrece el auto-pago. Por lo general, necesita que alguien supervise la experiencia de autoservicio y le ayude con los problemas de la máquina o las frustraciones de los clientes.

Sin embargo, sólo necesita un empleado para administrar cuatro o seis estaciones de autoservicio en lugar de un empleado por estación. Al ofrecer autoservicio, le brinda a sus clientes apurados la oportunidad de realizar un pago rápido.

Sus clientes que prefieren el compromiso personal todavía pueden pasar por las líneas regulares de pago. Esperar en la fila es una experiencia negativa para un cliente de un local minorista.

Con el auto-pago, los clientes que tienen solo unos pocos artículos no tienen que esperar en las líneas regulares de pago. Debido a que parte del tráfico fluye a través de los quioscos de autoservicio, otros clientes se mueven más rápidamente a través de los carriles con personal regular.