El proceso de diseño de un kiosco personalizado

El proceso de diseño de un Kiosco personalizado comienza con una consulta. Lo primero que un cliente tiene que hacer es entender lo que necesita versus lo que quiere.

Una vez que entienden lo que necesitan, pueden transmitirlo a un ingeniero de diseño que puede guiarlos sobre lo que deberían usar. El diseño de un kiosco personalizado es un proceso colaborativo que involucra a consultores técnicos e ingenieros que combinan sus conocimientos para desarrollar soluciones lógicas y estratégicas basadas en los requisitos del cliente.

Los diseñadores industriales usan el pensamiento de diseño para crear soluciones de Kioscos personalizados que ayudan a las empresas a satisfacer sus necesidades de mercado. Una vez que el cliente y el proveedor acuerdan los requisitos de una solución, el equipo de ingeniería crea una serie de representaciones conceptuales y ambientales para su revisión.

Los ingenieros toman el concepto deseado y crean un modelo totalmente funcional, que incluye cada tornillo, punto de soldadura, componente, soporte y bisagra necesarios para construir una solución de kiosco personalizada completamente funcional.

Cualquiera que sea el caso de uso, el diseño de un kiosco personalizado permite a las empresas construir una solución que logre objetivos mensurables, crea una gran experiencia para el usuario final, es segura y fácil de mantener.