Desafíos del comercio electrónico

El comercio electrónico se ha convertido en una plataforma esencial para los mayoristas que desean aumentar sus ventas y mejorar el servicio al cliente.

Sin embargo, la conveniencia de ordenar en línea significa que los clientes ahora esperan un cumplimiento más rápido y más barato. Esto crea una serie de desafíos que debemos afrontar.

En primer lugar, el comercio electrónico está cambiando los tipos de pedidos que hacen los clientes. Ahora pueden solicitar solo artículos individuales en una variedad de gamas de productos, en lugar de pedidos en volumen tradicionales.

En segundo lugar, les da a los clientes la libertad de comprar lo que necesitan, cuando lo necesitan, por lo que el volumen de estos pedidos de artículos pequeños y únicos aumenta.

El área clave en la que los mayoristas deben enfocarse para superar estos desafíos es el proceso de selección. El personal del local debe tener un método de recolección que los ayude a procesar los diferentes tipos de pedidos que el comercio electrónico ofrece de la manera más eficiente.