3 factores a considerar antes de adquirir un POS

El momento de adquirir un POS puede ser un poco estresante para muchos comerciantes.

Por lo general se suelen pedir recomendaciones, indagar en internet, busca los mejores precios, entre otras acciones que terminan haciendo el proceso bastante agotador.

1. La forma en la que el POS administra el inventario

El inventario es el pan de cada día de toda tienda al por menor, ya sea tienda online o física. Diversos estudios han demostrado que los minoristas pueden perder hasta el 14% de los clientes debido al producto que se está fuera de stock (y aquellos clientes que no obtienen lo que buscaban no suelen volver). Un buen punto de venta, le ayuda a mantener sus estantes bien abastecidos con productos frescos lo que ayuda a que se vendan con mayor rapidez; lo cual ayuda a pronosticar, automatizar y consolidar la gestión de inventario.

2. Que el POS sea capaz de mejorar la experiencia de compra del cliente

Como ya sabemos, el éxito de todo negocio actualmente depende de la calidad del servicio que el cliente reciba por parte de los empleados de la tienda y de lo amena que se su experiencia en la misma; es por ello que, gran parte de los minoristas están comenzando a incluir la tecnología en sus negocios para fines de mejorar la calidad del servicio. Una forma interesante de incluir la tecnología es dotando a los empleados de tablets o dispositivos inteligentes mediante los cuales puedan tener comunicación con las diferentes áreas del establecimiento para solventar cualquier duda o requerimiento que el cliente pueda tener.

3. La capacidad de movilidad del POS

Los clientes valoran y no quieren sentir que lo pierden, es por ello que no se les dificultará abandonar el comercio sin comprar nada después de esperar durante más de 8 minutos en la cola de la caja. Por ende, el POS que se elija, debe ofrecer la velocidad y conveniencia, y debe ser capaz de ir a donde quiera que vaya el cliente. El personal debe ser capaz de cobrar a los clientes desde cualquier lugar o mantenerlos ocupados de otro modo para que no sólo estén de pie esperando por el servicio. Esto no solo proporciona el conocimiento y la información sobre el producto directamente sobre el piso de ventas, sino que añade un toque personal y elegante a la interacción con el cliente, ayudando al personal de ventas a utilizar el poder de la marca en su beneficio.